jueves, 20 de mayo de 2010

Cuarta entrada

Mientras seguia mi camino en esta galaxia en busca de aventuras me enbarque en una de las mas grandes que fue recuperar el yelmo galáctico de Mambrino. Cuando iba por el camino de los asteroides vi a lo lejos a un caballero de asteroides y traía el yelmo galáctico de Mambrino. Pero el necio de Sancho decía que no me apresurara a sacar conclusiones. Pero claro no le iba a hacer caso a Sancho y me le lanze enzima al caballero de asteroides y le arrebate el yelmo y me senti feliz al tener el yelmo galáctico en mis manos. Despues de eso mi fiel escudero y yo seguimos nustro camino por los asteroides haste que vimos a unos presos que venían encadenados y me acerque a preguntar por esa inhumanidad.Sancho me explico pero no quede satisfecho haci que pregunte y me dijieron varias cosas. Me parecio una injusticia así que me lanze al ataque para liberar a esos presos y luego de liberarlos les dije que fueran a visitar a mi Dulcinea pero no me hicieron caso yt se me lanzarón enzima dejandonos casi desnudos y a la intemperie y eso no me gusto. Luego de este acontesimiento Sancho y yo nos debimos ocultar por que nos estaban siguiendo. Mientras dormiamos al pobre de Sancho le robaron su asno espacial de sol y se me puso muy trsite pero debiamos continuar y en el caminio espacial de la luna nos topamos una maleta con unos objetos dentro. Le preguntamos a un astrocabrero si sabía algo y el nos conto. Luego que nos conto todo supimos que el nombre del joven al que le pertenecía se llamaba Cardenio y al verlo el nos conto su historia pero lo descubri y le dije mentiroso y el me lanzo algo que tenía a la par. Mintras seguimos al camino Sancho me dijo que volviera a mi hogar pero yo dije que no. Entonces me dedique a hacer una penitencía por mi amada Dulcinea. Despues le dije a Sancho que fuera donde mi amada y le llevara esta carta que le escribi y que también le contara todo lo que su Don Quijote de la Mancha había hecho. Al terminar la carta se la di a Sancho para que fuera en Rocinante a darsela a mi amada Dulcinea.

1 comentario:

  1. El yelmo galáctico!!! jajaja, definitivamente fuera de este mundo!!!

    ResponderEliminar